domingo, 22 de febrero de 2009

DESPUES DE LA TORMENTA



Bueno, no exáctamente ha sido una tormenta. Ha sido un fin de semana, bueno dos, pero ya tenía ganas de terminar. A fin de cuentas, entre estos sencillos dos días, he trabajado cinco. Por tanto, poco he descansado.
Ahora estoy disfrutando de mi salón. Del sol por las ventanas, la tranquilidad de la calle. La tele con su "run-run" como dice una abuela. Buceando por la red. Sin rumbo, dejándome llevar -pero nunca por una página de Pilates, por ahora, no-.
Me ha gustado el curso. Ya estoy pensando en el tercer nivel. Pero con calma. Ahora toca digerir lo aprendido e incrustarlo con gracia y talento en mi hacer diario.

2 comentarios:

Peter Pan dijo...

Que relajación queda después del esfuerzo bien aprovechado.
Pensar en otro eslabón, en continuar subiendo peldaños, señal de la tarea bien realizada.
Seguro que mañana te levantas con la mejor disposicion para empezar otra semana.
Enhorabuena!!

lunares dijo...

Bueno,..., me levanté... La buena disposición vino un poco después... justo después de la ducha, el cola cao y la tostada, jejeje.
Pero si que quedas con la relajación del trabajo bien hecho. De saber que te has esforzado y esto lo has visto recompensado.