miércoles, 4 de marzo de 2009

DE LADRONES Y COCHES


Ha llegado el momento de unir corrientes en la vida. Hay cosas que se completan si las juntas. Hay características, hechos, cosas, que unidos adquieren una dimensión nueva y dan una nueva vision de las cosas.

Pues eso, los ladrones por un lado -que, recordemos, ya han actuado en mi vida- y mi coche -triste protagonista de algún averiado verano- se han unido para rizar el rizo.

No, no me han mangado el coche, me han mangado "en" el coche. Porque una todavía tiene su aquel, su nivel, su presencia en el barrio. Sólo me roban dentro del coche, pero no el coche. Que saben que lo necesito ¡Qué majos!

Lo peor la pérdida de información, de fotos, de archivos. Pero bueno, también es algo menor. Da rabia ver tu coche violentado en la misma puerta de tu casa. Pero bueno, así son los vecinos. Para que irse al otro extremo de madrid, teniendo tantos coches al lado de su casa. Porque han sido vecinos, eso fijo. Cómo sino, sabrían que necesito el coche para trabajar y que mejor que sólo rompieran un cristal -y de atrás que hace menos daño- y se llevaran lo del maletero. Quién mejor que un vecino cotilla, puede saber de tus horarios y hábitos.


Pues eso, que todo queda casi en familia.

4 comentarios:

Peter Pan dijo...

Es cierto, cuando entran en tu intimidad y hurgan en ella, no hay reposicion posible. Se pueden llevar la radio, las gafas, la cartera, el mòbil, en fin, lo que sea, tiene la importancia del valor que tienen y el delito cometido. En caso de encontrar al culpable se resarcirá con una indemnizacion (si es solvente, que lo dudo, o por medio del seguro (no siempre, segun la letra pequeña), de lo que puedas tasar, pero... ¿y el trozo de intimidad que te han arrebatado, el sentimiento de violar tu espacio y arrancar tu privacidad? Eso que cuando pones la denuncia no le da nadie importancia porque "no tiene valor". Pues es lo que de verdad tiene valor, lo que mas duele y que no se puede resarcir nunca.
A un familiar mio le entraron en su casa y le revolvieron toda la habitación, toda la ropa suya y de su mujer estaba esparcida por ella, su ropa íntimia. La tuvo que tirar toda, no se la pudo volver a poner, tuvo que tirar toda la ropa de la cama y le costó meses volver a dormir en esa habitacion. Lo material lo olvidó sin problemas, eran objetos de valor, valor económico, pero sin alma.
Siento que te hayan sustraido en el interior de tu vehiculo, por desgracia estamos todos expuestos y cada vez es mas habitual.

Anónimo dijo...

Como los pilles a unas de arturo soria no le roba uno de .......

lunares dijo...

Ays Peter cómo conozco lo que cuentas. Estando mi madre en el hospital, también nos robaron en la hora de visita.
Pero violentar tus emociones, tus recuerdos, tus amistades... eso si que ****

lunares dijo...

Ays anónimo, que yo soy de carabanchel. Y creo que por Arturo Soria también roban con frecuencia...