martes, 10 de febrero de 2009

CUEVAS, NIEVES Y BUENAS VIANDAS


Como ya sabeis, los fines de semana desaparecemos del mundanal ruido madrileño y nos calamos la pañoletita anudada bajo la barbilla. Aprovechamos para descansar y que nos baje la tensión.

Para ello, nos escapamos a Segovia. Y, como nos gusta tanto, pues invitamos a todo cristo a visitarnos -ni que vendieramos pisos en la zona- para que conozcan nuestro pequeño remanso de paz.

El otro día vino una amiga y su hija de once años. No se cuál disfrutó más. Y eso que el tiempo no acompañó para nada. Nos llovió, nos nevó, nos hizo un viento de narices -yo diría vendaval-. Pero no importó. Fuimos a Segovia, Pedraza y a la cueva de los Enebralejos. Disfrutamos de la chimenea y de los muy buenos alimentos de nuestra mesonera particular -que nos ha apadrinado y nos atiborra a viandas a cual más buena-.

La cueva, aunque se utilizaba con fines funerarios -o quizá por ello-, resultó ser un remanso de calidez y paz. Nos costó llegar desde el coche, puesto que el viento apuntalaba a base de inmensos copos de nieve. Mientras esperas para pasar -visita guiada- te ponen unos vídeos estupendos sobre los años en los que tener un montón de pelos era bueno y sano -jejeje-. Después, la visita guiada es muy buena y curiosa.

En cuanto aparecimos en nuestro restaurante de referencia, ya nos estaban poniendo las patatitas asadas, los torreznillos, los judiones ... Y ese espectacualr cordero... Para muestra un botón.


Y luego quiero mantener la dieta... Aysssss.

5 comentarios:

Peter Pan dijo...

Que envidia!
Hace unos años estuve por esas tierras, maravilloso. Que bueno perderse por los rincones que, en ocasiones, mejor que parezca que estan olvidados.
Tesoros de incalculable valor.

lunares dijo...

Por una parte, preferiría que permaneciera así muuucho tiempo. Pero también comprendo que quieran progresar.
Sólo deseo que se haga de una manera controlada y sin perder su encanto.

Peter Pan dijo...

Creo que poco a poco, muy poco a poco, nos vamos dando cuenta que lo tenemos que hacer asi. La razón es muy triste: Hemos destruido tanto, hemos echado a perder tantas cosas, de manera permanente, irrecuperables. Ahora empezamos a ver que se ha de conservar lo que tenemos, como el amor de primavera, es dificil que regrese y si lo hace...
Regresa herido.

olga dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con ambos. Aunque mucho se ha perdido ya.

Peter Pan dijo...

Es todo un avance que estemos hablando de esto, sobre esto.
La gran montaña se empieza con un simple grano de arena el cual, a veces, parece insignificante...