lunes, 9 de marzo de 2009

DESCANSO DOMINICAL


Como todos, este fin de semena he disfrutado del sol ¡Por fin, sol! Si, ya se que ha habido otro finde con sol, pero yo estaba de curso. Y, por tanto, como si cayeran chuzos de punta.

Así que, arrobita y yo nos pusimos las deportivas, cigmos la cantimplora, los bastones de paseo y al perrillo, y nos fuimos sendero adelante.

Sin prisas, sin pausas,..., bueno con las pausas que nos dio la gana. Bien para respirar, para recuperar aliento, para disfrutar del paisaje, porque si, porque no...

Hoy dicen que tengo hasta colorcillo. Y ya es decir, porque creo ser un especimen refractario -mejor, porque tiendo al color camarón a la menor ocasión-.

1 comentario:

Peter Pan dijo...

Es el color de la alegira, seguro.
Es lo mejor que hay. Darte una vuelta por el interior del paisaje, entar en él y ver que hay mas de una dimensión. Escucahr los sonidos, escuchar el silencio. Ver retazos de cielo azul entre los arboles, brillos perdidos de sol. Pedir presatado un poco de aire para poder disfrutarlo. Notar que el tiempo se relaja, poco a poco.
Es lo que mas disfruto y creo que mas deberiamos disfrutar. Olvidarte de todo por un instante te llena el depósito para la próxima jornada.