viernes, 3 de abril de 2009

RICOS Y RICOS QUE ENVIDIO

De siempre, los ricos son aquellos que tienen más dinero. Los que poseen cuentas corrientes con bastantes ceros, bastantes más que la mía. Y, obviamente en el lado correcto de la coma de los decimales.

Pero también hay otro tipo de ricos. Los ricos en tiempo. Aquellos que disponen de tiempo para hacer cosas agradables, que les gustan. Si, si que hay de los que tienen tiempo porque tienen mucho dinero. Es decir, ricos x 2. Pero me refiero a los que tienen dinero suficiente. Y tiempo para disfrutar de él. No es que estén podridos de dinero, pero tampoco hacen cuentas y cuentas y cuentas a partir del 15 de mes.

Los que disponen de tiempo para hacer cosas que todos incluimos en el apartado “Si tuviera tiempo, haría…” No hace falta que sean actividades costosas, tener tres personal training, o un barco privado para salir a navegar. Hablo de tiempo para hacer un curso –no relacionado con tu actividad laboral-, para patearte siempre que quieras El Retiro. Tiempo para sentarte ante un puzzle de 1000 piezas… y hacerlo. Para caminar todos los días 1 hora. Leer el periódico sin mirar el reloj de reojo. Para leer a diestro y siniestro. Para quedar con un montón de gente y hablar por los codos y reir y volver a quedar…

Tiempo, ese que no nos espera, que no podemos guardar, que no se acumula salvo a nuestras espaldas. Y sin embargo, seguro que podemos emplear mejor, más a nuestro gusto.

Últimamente, me planteo mucho eso de cómo gestionar el tiempo para “rentabilizarlo”. Pero rentabilizarlo en beneficio propio y personal, claro. Si lo planifico bien, también tendré tiempo para los “si tuviera tiempo haría…” Porque creo que, en muchos casos, es falta de organización. Por lo menos en mi caso. Tengo un problema a la hora de la gestión y la planificación. Y le estoy dando vueltas a la cabeza. Y leyendo a ratos –uyssss soy un poco rica- sobre el tema. Meditando como ganar para mi lo que pierdo por las costuras de mi vida.

Porque quiero tiempo para quedar con todas las amistades que tengo alejadas. Para el puzzle que tengo en el pueblo. Para los libros que compré y sólo olisqueé. Quiero ir al campo con mi arrobita -ahora que ha vuelto-. Para volar juntas la cometa. Quiero mañanas de periódico y tostada con tomate. Quiero tiempo para pequeñas escapadas. Quiero tiempo para jugar al padel y aprender de una vez. Tiempo para escribir. Para la caligrafía. Para descubrir cosas…

Quiero tiempo.

Conoce el verdadero valor del tiempo:
Cógelo y disfruta cada momento de él.
Philip Dormir stanhope
Lord Chesterfield

3 comentarios:

Elenoide dijo...

:) Muchas gracias... La verdad es que hice una parada cuando escribí ese texto, de ahí el salto... Es bastante inconexo supongo, peeeeero no salió otra cosa...

Un beso Lunares!

lunares dijo...

Es lo que hay y tiene su encanto.

Peter Pan dijo...

Tiempo, preciado tesoro.
Tiempo que pasa y que no se recupera.
Tiempo que necesitamos y malgastamos.
Tiempo que tenemos y no sabemos que hacer.
Yo soy rico, lo disfruto, lo he malgastado, lo he desaprovechado, he aprendido la lección.
El dinero es papel, es materia inerte. Por desgracia lo neceistamos. No anehelo ser millonario en papel, lo justo para ir tirando, estoy en ello, y si sobra pues mejor que mejor, pero no es mi gran objetivo.
El tiempo respira y hace respirar.
Cada seguno es una gota de oro. Aprovechalo para sonreir, abrazar, compartir, disfrutar.
Tiempo bien aprovechado, te dara la felicidad que necesitas.