sábado, 26 de mayo de 2007

Días de lluvia

Como saben todas las madrileñas, castellanas y de gran parte del país, este mes hay grandes descuentos si adquieres días de lluvia.

Pero no de una lluvia infame de las que no sabes si llamar lluvia o suave sudor. No, no, lluvias de las buenas. De esas que, como el primer amor, te calan hasta lo más hondo. Lluvias modernas con impresionante aparato eléctrico que, a estas alturas, supongo ya digital.

Aquí en madrid, porque somos así de chulas (sólo nos ganan las de Alcazar de San Juan), hemos comprado los packs de ahorro. Por cada tres días de lluvia unas aletas. Y por cada semana una zodiac.

Ya tengo mis aletas en seis colores -los de nuestro arcoiris-, para combinar con todo mi armario. Incluido el famoso fondo del mismo. Las zodiac se sirven sólo en negro. Que es muy elegante y, además, me hace más delgada.

Aquellas que no disfruten con este nuevo abanico de posibilidades deportivas de ciudad -rafting por la Castellana, descenso de cañones por la Ronda de Segovia...- les aconsejo que revisen sus actos o planes. De todas es conocido que existen hechos, planes o acciones, que alejan/atraen la lluvia a nuestros tiernos cuerpecitos.

Tomen buena nota. Y si conocen más atrae/rechaza lluvias, que nos lo participen a todas las demás a la de "YA".

Dentro de lo que denominaremos imanes de lluvia, me constan:
  • Eventos religioso-festivos: Bodas, bautizos, comuniones.
  • Trajes de alpaca.
  • Días de campo organizados con mucha antelación y con la comida hecha.
  • Lavar el coche.
  • Olvidar el paraguas.
  • Decir o pensar "Total, no creo que llueva".
  • Fiestas en la playa.
  • Barbacoas.
  • Ir a tu concierto más deseado
Y dentro del grupo de repele lluvias:
  • Danzas rituales tipo.
  • Llevar huevos a las monjas clarisas.
  • Tener que arreglar el jardín, sin muchas ganas.
  • Excursiones con la suegra o la cuñada plasta.
  • Sacar al santo de turno en procesión.
  • Llevar paraguas.
Bueno, si alguna sabe más que nos lo cuente.

Ahora os dejo un par de vídeos para que se os escape una sonrisa. Sobretodo a aquellas que sufren la modalidad de lluvia/no lluvia que no es lo que desean.



10 comentarios:

Dark dijo...

Sí Lunares, es verdad, llevamos unos días que como ya he dicho empiezo a mirar a las sardinas con ojos golosos y viniendo eso de mi es mucho decir. Por cierto yo incluiría en el apartado atrae lluvias: la Feria del Libro, no falla prueba a sacar un libro a la calle y verás a que se refiere eso del aparato eléctrico metereologicamente hablando), y la Feria de San Isidro en Madrid, (de hecho ya están haciendo los nuevos trajes de luces con toma de tierra para repeler los rayos).

lunares dijo...

jjajajajaaj, muy bueno lo de la toma de tierra.
Tienes razón son dos clásico que se me habían olvidado.
y cuidado con lo de las sardinas que parecen tontitas, pero son de mucho cuidado.

Inés dijo...

:-) En el año 2000 tuvimos en Galicia un otoño-invierno de 6 meses ininterrumpidos de lluvia. EL más lluvioso de los últimos 20 años. Lluvia diaria, mes tras mes. Cada dos meses, aproximadamente, teníamos un día seco en el que todo el mundo se lanzaba a la calle. La ropa la secábamos dentro de casa, con la calefa y el deshumidificador a tope (¡qué negocio el de los deshumidificadores aquel invierno!).
Desde entonces tenemos agallas.

lunares dijo...

Inés, siempre supe que las gallegas teneís agallas. Pero creí que era en sentido figurado,..., ahora entiendo muchas cosas. jajajaj.
Espero que por aquí no estemos dispuestos a batir vuestro recor porque dark se nos muere.
Para variar, hoy, a la hora de siempre, ha llovido.

nethan dijo...

Muy bueno lunares, muy bueno.
No es que no me guste la lluvia, ni que me guste; es decir que todo en su medida y en su momento es excelente, pero este abuso acuífero a que estamos siendo sometidos me parece exagerado, que igual que la única lluvia que hemos visto en muchos meses ha sido la de la ducha y ahora, como dices, en lugar de bus, hay zodiac

nethan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Spinaker dijo...

Hola Lunares, ya veo que la lluvia, poco frecuente por vuestras coordenadas,os da tema para escribir.
Te voy a dar dos ideas más a tener en cuenta con los fenómenos metereológicos...siempre que "El hombre del tiempo" así se le llamaba, decía lluvias en Galicia, lucía un sol envidiable y cuando nos decía que el fin de semana era de playa, convenía coger el chubasquero...era los tiempos en que no había previsiones vía satélite,imagino que sacaban la cabeza por la ventana y decían lo primero que se le ocurría.
Recuerdo ese invierno del cual hablaba Inés,yo fui de las que se me ocurrió comprar un deshumificador y estaban agotados.
Otra de las ocasiones en que no falla el mal tiempo, es cuando decido viajar en avión, ya puedeo ser agosto, que como mínimo la niebla hace acto de presencia...verídico programar viaje, mal tiempo.

lunares dijo...

Me suena lo que comentas, pues mi familia es gallega. Mi primo, que trabajó en el centro gallego de madrid, dice que elevaron una queja a tve.
Estoy acostumbrada a llevar de vaciones chubasquero y bañador. De toda una infancia asilvestrada en mis tierras gallegas.
Ah, informanos cuando viajes en avión, para no olvidar el paraguas.

Spinaker dijo...

Serás informada cuando viaje en avión. La prueba, hace pocos días en la kedada de Coruña. Las que estuvieron en ella disfrutaron de la lluvia; la menda, léase yo, había viajado en avión ese fin de semana. Más claro el agua de la lluvia,je,je,je

frantic dijo...

Espero que si llueve el próximo sábado nos pille dentro del Prado o del café Gijón. ¿Hay algún convento de clarisas por el camino? ;)