domingo, 9 de marzo de 2014

PERDER EL TIEMPO

Perder el tiempo, no siempre es fácil. Si, si, como lo estáis leyendo. Más si eres una persona metódica, responsable, que hace las cosas como "Dios manda", o todo junto.

Pero "Perder el tiempo" puede llegar a ser todo un arte. No dejarnos llevar por la culpabilidad. Darnos cancha y un poco de asueto. Puede llegar a ser muy necesario para poder seguir siendo metódicos, responsables y podamos hacer las cosas "Como Dios manda".

Porque algunas veces, hemos de parar para tomar carrerilla. Y sienta estupéndamente. Pero necesitamos dejar de lado nuestro sentimiento de culpa.

Venga chicos, todos podemos. Mañana puede que sea demasiado tarde. No digo que nos estemos dos meses delegando todo para más adelante. Seguro que te puedes permitir un rato, un instante, un café con tranquilidad, un capítulo de un buen libro o un paseo por la acera del sol.
Lo agradeceremos el resto de la semana.



5 comentarios:

Manuel Escobar dijo...

Perder el tiempo, no es perder el tiempo, estoy de acuerdo contigo... de hecho debería estar dentro de nuestro orden de prioridades. Creo que tu post va a ser la chispa con la que prenda uno que hace tiempo debería haber escrito.
Gracias Olga.
Un abrazo

Ana María dijo...

Con banda sonora "Hoy puede ser un gran día...." Y la calidad bien entendida comienza por una misma... sí, sí, calidad!!!
Besos

ENCARNACIÓN ABRIL BELCHÍ dijo...

Yo me aplico esta máxima y pierdo como mínimo 1 hora en desayunar diariamente. En esos ratos entre otras cosas te leo ;)

Olga dijo...

Manuel, ya te lo he dicho por todas partes, pero me ha gustado inspirarte. Sigue así.

Ana, Ana, cómo me gusta esa canción. Deberíamos tararearla cada mañana. Busca tú también la calidad en tu vida.

Encarna, me encanta saber que me guardas entre el café y las tostadas con tomate ¡Genial!

frantic dijo...

Hablando pronto y mal: mi tiempo es mío y me lo follo cuando quiero.

Buen lunes.