jueves, 6 de enero de 2011

AIRES DE CAMBIO


Bueno, parece que ya terminaron las últimas-primeras fiestas del año. Quedaremos en el dique seco de las fiestas patrias, hasta dentro de unos meses.


Todos, de una u otra manera, con más o menos intensidad, nos proponemos cosas nuevas. O viejas, de tanto plantearlas en enero. Yo no soy muy distinta. Siempre piensas que el principio de un año es un buen momento -tan bueno como el 22 de marzo- para plantearte cambios, revisiones, mejoras. A fin de cuentas, es un punto de partida claro para poner plazos: Antes del verano, hasta Semana Santa, de aquí a las próximas Navidades, etc.

Este año creo que va a ser un año intenso y de muchos cambios. 
A nivel de laboral, a nivel personal y familiar. Obras en casa, certificados de formación, afianzar el renacer de la empresa y cómo lo debe hacer, cuidar de la familia, etc. Parecen muchas cosas o pocas pero gordas y requieren su tiempo. Pero un año da para mucho.

Hemos decidido no dejarnos llevar y provocar nuestros propios cambios. Luchar por ellos. Crear nuestro futuro, no dejarlo llegar y punto.

Tengo claro que no voy a mantener en mismo nivel e intensidad todo el año. Pero pienso mantener este objetivo, pensamos mantenerlo. Y al final del plazo, veremos todo lo conseguido. Y una cosa, una única cosa, nos parecerá un éxito. Será un éxito, porque habremos luchado por ese cambio.

No dejemos pasar una hora, un mes, sin hacerlo nuestro. Pongamos nuestra vida y nuestro empeño en ser nosotras quienes manejemos nuestras vidas.

Si, porque estoy convencida, lo que necesitamos para conseguir nuestros objetivos, es creer en nosotras mismas. 

4 comentarios:

Hannah dijo...

¡Feliz objetivo nuevo-viejo!
Cualquier propósito de año nuevo, o de cumpleaños, o de post-verano, o de 6 de marzo (como dices da igual y cualquier dia es bueno), cualquier propósito es bueno, si se intenta con el corazón.
Besos
Ana

Manumontsia dijo...

Aqui esta el tema, convencerse que somos capaces. Fijar una meta "real", no abandonar nuestros aliados y saber cuando se ha de realizar una pausa para recargar energia a tiempo.

lunares dijo...

Tienes toda la razón, de metas "no reales" tenemos nuestra historia llena. Somos poco realistas y muy grandielucuentes.
Quizá lo mejor sea ir ganando micrometas del día a día. Dentro de un proyecto algo más ambicioso, pero poco. Conseguir pequeñas metas es vital.

lunares dijo...

Tienes toda la razón, de metas "no reales" tenemos nuestra historia llena. Somos poco realistas y muy grandielucuentes.
Quizá lo mejor sea ir ganando micrometas del día a día. Dentro de un proyecto algo más ambicioso, pero poco. Conseguir pequeñas metas es vital.