martes, 9 de noviembre de 2010

PONER PASION

No podemos dejarnos llevar. Vivir la vida, sin más. Dejarnos ambaucar por esta vida anodina que hemos creado a nuestro alrededor y en nuestro interior. Ningún día es memorable. Ninguna mañana digna de ser recordada.
Sacudamos el polvo, las telas de araña que rodean nuestras jornadas, que cuelgan de los minutos que dejamos pasar.
Busquemos acomodo a la pasión. Pasión por vivir. Pasión por la familia, los amigos, la pareja, el trabajo. Apasionémonos por dar lo mejor de nosotros. Por las cosas bien hechas.
No permitamos jornadas olvidables y olvidadas nada más suceder. No poblemos nuestros calendarios de números vacíos.
Todos tenemos energía y pasión. Provoquemos a nuestra alma. Destapemos nuestras aficiones olvidadas. Busquemos la ilusión de los placeres diarios. Llenemos la vida, nuestra vida, de pasión.
¿Cuándo fue la última vez que te miraste al espejo y, en lugar de buscarte con lupa todos los defectos, te echaste tres piropos bien echados y con todas las letras? Pues ya va siendo hora.

2 comentarios:

Ra dijo...

Ole ole y ole!!!!!

lunares dijo...

Me terminarás poniendo colorada, guapa.