lunes, 7 de junio de 2010

NO TE RINDAS...

No te rindas, aún estás a tiempo

de alcanzar y comenzar de nuevo,

aceptar tus sombras,

enterrar tus miedos,

liberar el lastre,

retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

continuar el viaje,

perseguir tus sueños,

destrabar el tiempo,

correr los escombros,

y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se esconda,

y se calle el viento.

Aún hay fuego en tu alma

aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo.

Porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,

quitar los cerrojos,

abandonar las murallas que te protegieron,

vivir la vida y aceptar el reto.

Recuperar la risa,

ensayar un canto,

bajar la guardia y extender las manos.

Desplegar las alas

e intentar de nuevo,

celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,

aunque el frío queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se ponga y se calle el viento.

Aún hay fuego en tu alma,

aún hay vida en tus sueños.

Porque cada día es un comienzo nuevo,

porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás solo, porque yo te quiero.


Mario Benedetti.

7 comentarios:

Manumontsia dijo...

Nadie se puede rendir con los poderosos argumentos que exhibes,
magnífico.

Spinnaker dijo...

Jamás se debe rendir nadie.Siempre digo que lo fácil lo hace cualquiera, lo díficil cuesta, pero es lo que sirve.
Hermosa poesía.

lunares dijo...

NO son mías estas palabras. Pero me las apropio, casi como mantra.
No quiero rendirme. No se rendirme.
No nací para rendirme.
Y no lo haré.

nethan dijo...

Magnífico

Dark dijo...

Si es que como Benedetti para explicar sentimientos, ....pocos!

Ra dijo...

Luchar, siempre luchar!!!! Ánimo y Fuerza!!!

Benjamín76 dijo...

Es curioso como los ecos de la curiosidad llevan a uno a leer versos como este, del maestro Benedetti, en los momentos en que uno más necesita de ellos. Gracias le doy por publicar tan hermoso poema.