martes, 11 de noviembre de 2008

De bodas, risas y lágrimas



Bueno, ya pasó todo y parece que fue hace mil quinientos dos años. Y sólo han pasado quince más tres días - es que los quince días de la luna de miel siempre han de contar a parte, que ricossssss madre-.

Nos fuimos a un hotel al pueblo de al lado, para evitar retrasos, atascos, el perdernos y esas cosas. Hay que tenerlo todo controlado... Claro que luego no controlas nada. Nos llevamos a unas amigas, bueno se llevaron ellas solas, al hotel. Ellas nos ayudaron a vestirnos -es decir, meternos prisa-, maquillarnos -ponernos nerviosas- y llevarnos -...- al juzgado.

Cuando salimos, que salimos a la vez del hotel -chicas, si ya hemos roto la historia del matrimonio hetero, si hemos dejado atrás la boda religiosa, pues ahora dejamos atrás eso de que no podemos vernos antes de la boda-, tomamos coches distintos.

En principio, ibamos una detrás de otra. Pero su "chofer" decidió ir por otro camino más estupendo, directo, rápido... Se perdió.

Así que recibí a todos los invitados, el ramo, las fotos, la secretaria, todo paisano que quiso pasarse por la plaza del ayuntamiento y cada minuto de retraso que llegaba a la puerta del ayuntamiento amigo.

Mientras, arrobita, recibía cada calle cortada, camino contrario, minuto de emoción fraternal, lágrimas de su amiga y nervios porque se le escapaban los minutos que iban volando hacia mi.

Compartiendo ambas, ella y yo, los nervios por los minutos que nos buscaban y no nos encontraban juntas. Que ninguna de las dos salió tarde -que lo se yo-.

Afortunadamente, todo llega. Y con "todo", mi arrobita. Arrobita, con sus nervios vestidos de gala y yo con los míos enrollados en el ramo.

La secretaria del ayuntamiento una persona estupenda, nos acompañó a la sala de plenos y nos aposentó. Bueno, aposentar los nervios es complicado. Creo que arrobita no los aposentó en toda la ceremonia. Pero eso es lo que suele pasar -aunque una amiga de mi hermana, mientras se vestía de novia, se jalaba un bocata de chorizo porque tenía hambre de seis semanas, para horror de las que cuidaban su inmaculado traje-.

Mi hermana habló, el concejal habló, nosotras nos "aceptamos" y casi pasó todo como una película acelerada. Yo lo recuerdo, arrobita no tanto. Nos dejamos los votos en el bolsillo gracias al despiste del concejal -ni falta que hacía repetirlos, pues ya nos los habíamos contado al oido-. Y nos peleamos con mi sobrinito por el cofre de las arras. Que pretendía defenderlas con tesón y delante de todos -jodío-.






Lo demás es historia. Que si deshacerme del ramo... digo lanzar el ramo, que si esquivar el arroz y los pétalos de rosa -¡Qué menos que rosas!-, que si escaparnos a tomar algo al hotel con tres amigos -digo hacer las fotos en rincón de inigualable hermosura-... Llegamos al restaurante y había cuatro monos, digo invitados para recibirnos. Así que de entrar en olor de multitudes nada de nada... Que nos habíamos relajado demasiado con las "fotos" y se habían largado al bar de al lado a tomar unas birritas.



La cena, de rechupete -que no es que la contratáramos nosotras, nooo-. Con sus entrantes, su ensaladita de bogavante, sus anchoitas, su jamoncito, su pescadito, su carnecita, su postrecito... Vamos todo lo que la señorita Pepis aporta en su kit del buen convite.
Del baile mejor no hablamos. Pues se fastidió la megafonía -terminamos haciendo botellón-. Con calvitas, tripitas y más alegría por recordar tiempos pasados que otra cosa. Los amigos, que para eso lo son, acercaron los coches, pusieron los "cedeses" y a bailar y beber al lado de los mismos.
Poco más de ese día se puede resumir. Contar se pueden contar mil detalles, gracias y demás. Pero no tengo tiempo para más.
Así que os dejo camino del aeropuerto...

5 comentarios:

marga dijo...

qué hermoso!!!

felicidades chicas!

besos

lunares dijo...

Gracias Marga. A ver si ahora, que he vuelto, me pongo más seria con el blog, y escribo con más frecuencia.

cake dijo...

Hermoso???? Pues yo me esperaba como mínimo una foto de frente de las contrayentes...Anda que vaya reportaje gráfico nos has hecho querida...espero que sea por falta de tiem po eehhhh!!!

Por cierto..hoy no es tu cumpleaños??? O yo ando despistada?
bueno en el caso de que fuera o fuese, yo me niego a que pase el día sin felicitarte así que....FELICIDADESSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS.
En el caso de que no fuera o fuese, guarda las felicidades para el día en cuestión por si después me olvido...

Kissess

cake

lunares dijo...

Es que somos muy timidas, jo... Si casi ni tenemos fotos juntas, cada una por su lado dando beitos y sin fotógrafo oficial... pues imagina. Que estamos trabajando con el photoshop para hacer la foto de encima del tapete del salón.

Y si, hoy es mi cumple, 39 añazos ya... ¡Cómo pasa el tiempo! me acuerdo cuando nací... ah, no que esa no era yo... qué despiste. Gracias

cake dijo...

Que tu mujer sea tímida...lo sé...pero que lo seas tuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu. Si tengo más fotos tuyas que de mi madre coñiooo!!!! Anda anda y vete haciendo ese reportaje gráfico y la cara de arrobita la distorsionamos o algo...