viernes, 3 de agosto de 2007

Pues ahora, no me da la gana.

Ya estoy empezando a recibir noticias de la evolución de mi coche. Y, como no gozamos de seguridad social para autos, la mejoría se mide en euros.
Bueno, pues entre pitos y flautas, nos vamos ya a por el medio kilo, digo 3000 €. Y eso, sin tener seguro que viva para envejecer conmigo. Y me pregunto ¿Realmente me merece la pena?
Cuando le relataba dichas cuitas a mi amiga Roser, estuvimos enumerando todas las cosas buenas que se me avecinan, por utilizar el transporte público - en sus diversas vertientes -. Si, si que tiene aspectos positivos:
  • Ahorro mensual de gasolina.
  • Ahorro anual del seguro y del impuesto por desgastar las calles del ayuntamiento.
  • Despreocupación por robos y vandalismos varios.
  • No desaprovechamiento de la famosa última copa del conductor.
  • Aumento del gasto energético de mi propia persona.
  • Estilización de la figura.
  • Aumento de los conocimientos a través de más tiempo para la lectura.
  • Nuevas amistades.
  • ...

Así que ahora, aprovechando esta oportunidad que se me brinda. NO ME DA LA GANA. No quiero buscar bajo las piedras los dineros. ¡¡VIVA EL TRANSPORTE PUBLICO!!

"...Caminante no hay camino,

se hace camino al andar..."



4 comentarios:

BandidaCaminante dijo...

Muy buena decisión.

Además igual sacas algunas pelillas vendiendo el coche a algún concesionario o chatarrero para aprovechar piezas sanas.

El transporte público madrileño es el mejor del mundo.
Disfrútalo y vuela!!!

lunares dijo...

Pues eso. Que veo que al final, gano dinero con toda esta historia.
Y puede que, para diciembre, me apunte a la San Silvestre. A base de correr tras el autobús. jejeje.
Quien no se consuela...

Spinaker dijo...

Me parece sabia idea la tuya, y lo dice alguien que iba en coche hasta al cuarto de baño. He decidido como tú, desde hace un año, moverlo cuando no queda más remedio: hacer compra, llevar a la cuatro patas al vete...o cualquier otra chorrada.
Hago uso de mi tarjeta de transporte público, que aquí no funciona tan bien como el de Madrid, pero funciona y otras veces subida a mi yegua de dos ruedas, con los rizos al aire,je,je...digo con el casco y los rizos dentro.
Ánimo, al finalizar el año habrás leído un mogollón de libros y ahorrado muchísima pasta.

lunares dijo...

Bueno, creo que con todo el dinero que me voy a ahorrar... me compraré un coche nuevo, jajaja.
Bueno, ahora toca hacer piernas. Aunque, mientras me estén dejando los coches, es un poco difícil.
Debo ser buena chica, porque me dejan sus cacharros.
jeje.